Sugerencias, Ideas, Comentarios, Críticas...

Sugerencias, Ideas, Comentarios, Críticas...

Todo lo anterior y mucho más, podeis enviarlo a las siguientes cuentas de correo electrónico:

comite-bilbao@ibermatica.com
cmt.bilbao@gmail.com

En cualquiera de estas dos direcciones de email, atenderemos cualquiera de vuestras solicitudes.

Los creadores de este blog no se responsabilizan de los comentarios vertidos por los participantes en él, haciendo uso de su libertad de expresión.
No obstante, abogamos por mantener en todo momento el respeto y las formas, y rogamos que así lo hagan todos nuestros visitantes.

martes, 20 de marzo de 2012

Asambleas informativas de la Reforma Laboral



Estimados compañeros.

Como ya sabéis, el Gobierno ha decretado una reforma laboral que merma los derechos de los trabajadores de forma absolutamente escandalosa, y hace saltar todas las alarmas sindicales.

Los miembros del Comité de Ibermática Bizkaia, con la ayuda de los sindicatos que representamos, estamos muy preocupados al desconocer la aplicación que la Dirección de Ibermática pueda hacer de las medidas recogidas en esta reforma, y estimamos que también es de interés para toda la plantilla.
Por ello os convocamos a las siguientes asambleas para analizar la Reforma, comentar sus posibles efectos y consecuencias, e intentará contestar a todas aquellas dudas y preguntas que le planteemos.

1.- El próximo jueves, 22/3/2012, a las 13h.30m., en los locales de CCOO el  Secretario General de COMFIA-CCOO de Euskadi, Carlos Fernández Colorado, explicará con detalle esta reforma.
2.- El lunes, 26/3/2012, a las 18h., en los locales de ELA, también se explicará la reforma.

Ambas sedes se encuentran en el mismo edificio de Derio, C/Avda. Txorierri 9. En el caso de CCOO en la 1ª planta y ELA en los locales comerciales del edificio.

La asamblea es informativa sobre la reforma y está abierta a cualquier persona interesada en tener mas conocimientos sobre la reforma laboral y sus consecuencias, anímate y anima a tus compañeros a asistir!.
A su vez, el siguiente video, os mostrará una presentación, la cual puede ayudaros a resolver alguna de vuestras dudas o a o mejor os puede plantear alguna otra cuestión:





¡Os esperamos a todos!

Los puntos a tratar, entre otros, serán:

LA REFORMA ES INJUSTA:
El peso de la Reforma cae sobre los trabajadores, no culpables de esta crisis, debido a las presiones de los mercados financieros.

- LA REFORMA ACABA CON LOS DERECHOS DEL TRABAJADOR A TODOS LOS NIVELES:
Una conclusión bastante generalizada en el ámbito jurídico y legal es que la Reforma ROMPE CON MÁS DE 100 AÑOS DE DERECHO LABORAL. El principio básico que ha regido el derecho laboral a nivel estatal hasta la Reforma ha sido asumir que los trabajadores se encuentran en una situación de debilidad frente a la empresa, por lo que la ley debe velar por ellos. Este principio ha quedado roto con la Reforma, para alegría de los empresarios.

Esta situación de indefensión en la que quedan los trabajadores queda reflejada, por ejemplo, en los siguientes puntos:

- Despidos más fáciles y más baratos.
Si ya, de por sí, el despido hasta ahora era una putada y estábamos en total desacuerdo, con la nueva reforma pasa a ser una barbaridad espeluznante. Lo explico:
Hasta ahora en Ibermática los despidos consistían (en general) en el reconocimiento por parte de la empresa de la improcedencia del despido y, por lo tanto, indemnizaban al despedido con 45 días por año en el mismo momento en que se dejaba la empresa. Esto es lo que se denominaba “Despido Express”.
Ahora, con la nueva reforma, no les hace falta utilizar esta forma de despedir. Se despide al empleado de forma procedente (sin indemnización) u objetiva (con 20 días por año) y si no estás de acuerdo te vas para casa con una mano delante y otra detrás, tienes que denunciarlo en el juzgado y te quedas a la espera de que el juez dictamine la improcedencia o procedencia del despido.
También se eliminan los salarios de tramitación. Esto significa que no se cobra nada durante el tiempo que pasa hasta que el juez dicta sentencia aunque decida que el despido es improcedente.

- Poder de decisión para el empresario a la hora de regular libremente las condiciones de trabajo A TODOS LOS NIVELES:
Reducción salarial: Nos pueden reducir el sueldo hasta el salario base contemplado en las tablas salarias del convenio.
Modificación del horario.
Modificaciones en reducciones de jornada (maternidad o similares) y turnos.
Movilidad funcional de los trabajadores: Tengas la categoría que tengas, te pueden exigir que realizar las funciones que les parezca oportuno.
Incluso se regula el absentismo por causas justificadas como la incapacidad temporal, pudiendo ser motivo de despido procedente (9 días intermitentes de baja en un periodo de 2 meses bastan para ello).

- Ataque a la igualdad de oportunidades de todos los trabajadores en aspectos como:
- Medidas de conciliación (eliminación de bonificaciones por reincorporación de mujeres tras reducción de jornada).

LA REFORMA NO ES UTIL:
La Reforma hace hincapié en el abaratamiento del despido y la contratación, pero no es útil para abordar el mayor problema de nuestra economía: la falta de competitividad de sus productos y la excesiva dependencia de las empresas del dinero público...
Con la Reforma se pretende abaratar costes para hacer los productos más competitivos, en lugar de apostar por otros aspectos como la innovación o la formación. Esto puede desencadenar una oleada de despidos de trabajadores "caros" sustituyéndolos por otros "baratos" con el objetivo último de aumentar la competitividad de los productos por la vía de recortar costes (de hecho, el Gobierno da por sentado que el paro aumentará a corto plazo). Pero a medio-largo plazo, cuando todos los trabajadores seamos "baratos", ¿qué ocurrirá?.

ESO SIN CONTAR QUE LA REFORMA NO SERÁ LA ÚLTIMA
Por ejemplo, ya hay rumores de que se quiere modificar la ley de Huelga...



Para todo el que haga huelga ese día, se ha abierto una tarea específica en el IAP, al que sólo se podrá tener acceso en la semana que incluya el día 29.

Comité de Bizkaia

jueves, 1 de marzo de 2012

“La reforma laboral acaba con muchos años de desprotección empresarial”


El presidente de Confebask, Miguel Ángel Lujua, es un firme defensor de la reforma laboral que ha aprobado el Gobierno de Mariano Rajoy, pero cuando desmenuza su ámbito de aplicación habla de “gestionarla” en el contexto de Euskadi.

Perfil

Miguel Ángel Lujua (Sestao, 1953) estudió Ciencias Económicas en la Universidad del País Vasco. Hasta 1982, fue director de recursos humanos de Nervacero y después trabajó durante siete años como ejecutivo en Altos Hornos de Vizcaya-Aceralia. Su puesto le obligó a gestionar los excedentes laborales que generó el cierre de esta empresa. Desde 1982, es director gerente de Mutualia, la mutua vasca que nació de la fusión de varias entidades colaboradoras de la Seguridad Social en el norte de España. En julio del año pasado, fue designado presidente de Confebask.

Pregunta. La Mesa de Diálogo Social acaba de aprobar un nuevo plan para estimular el empleo. ¿Cree que en esta coyuntura puede ayudar a cambiar la situación?


Respuesta. El mero hecho de llegar a un acuerdo es un buen dato. En este país y en este momento hacen falta consensos. El acuerdo garantiza que todos los presupuestos de Lanbide se mantendrán, aunque haya recortes, y además hay otros 30 millones adicionales para favorecer medidas de contratación de jóvenes, empleo verde, formación... Contribuirá a mitigar el paro.

P. ¿Compensará la pérdida de empleo que causará inicialmente la reforma laboral?

R. Ya veremos qué desempleo genera la reforma. Igual a corto plazo lo hace, aunque más que la reforma laboral la culpable será la crisis.

P. ¿Cuándo prevé que se puedan empezar a ver esos posibles efectos positivos de la reforma?

R. La reforma es oportuna porque en estos momentos de crisis cambiar la legislación laboral y acercarla a la europea es eficiente y eficaz. Si un inversor quiere invertir aquí se fija en la fiscalidad, en la disposición del crédito, en la flexibilidad interna de las empresas y en las disposiciones legislativas en materia laboral. En todo eso estamos muy alejados de Europa.


“Flexibilizar las condiciones del contrato es mejor a que no haya contrato”

P. ¿Esperaba un cambio legal tan favorable a los intereses empresariales?

R. No se ha hecho tanto mirando a las demandas patronales, sino a la competitividad. Esta reforma acaba con muchos años de desprotección empresarial. En España, el 70% u 80% de los despidos han sido improcedentes, cuando la situación económica no hay que justificarla. Esta reforma establece mecanismos de flexibilidad como para que el despido sea la última alternativa. Si hasta ahora nos hemos especializado en utilizar bien esos instrumentos de flexibilidad, a partir de ahora, mejor.

“En Laponia hace mucho frío. Esas palabras no han sido muy afortunadas”

P. ¿Para resolver esa desprotección empresarial a la que alude había que desproteger a los trabajadores, como critican los sindicatos?

R. Esa es una valoración muy respetable, pero que no comparto. Si una empresa no tiene pedidos y tiene que adaptar sus estructuras, hasta ahora no podía hacerlo salvo por acuerdo. Sin acuerdo no había flexibilidad, y sin flexibilidad una empresa dura lo que dura y al final provoca desempleo. Esta reforma permite adaptar la reducción salarial, la movilidad, la flexibilidad interna y cambios de puestos de trabajo con acuerdo. Pero si no hay acuerdo, se va al arbitraje.

P. ¿No cree que un arbitraje obligatorio desactiva la negociación?

R. No. Al final, cuando dos partes negocian tiene que haber un tercero que resuelva la discrepancia. Sin ese mecanismo, el recurso era el despido. Los arbitrajes siempre son justos.

“Una huelga general no aporta valor a la protesta y es mala para la economía”

P. Hace tres semanas, Confebask estuvo a punto de llegar a un acuerdo con tres sindicatos para proteger el ámbito de negociación provincial. ¿Ese acuerdo sigue siendo necesario?

R. Los acuerdos son siempre importantes. Llegar a una mesa de negociación con los tres sindicatos, CC OO, LAB y UGT, trabajando intensamente ha sido importante. Pero es fundamental garantizar el ámbito de negociación de los convenios sectoriales y provinciales.

P. CC OO, LAB y UGT coinciden en que dejar la negociación en el ámbito de la empresa, como defiende ELA, supone un sálvese quien pueda.

R. Nosotros pensamos lo mismo. Los empresarios, y sobre todo en el País Vasco, creemos que los convenios provinciales son muy positivos, porque las empresas son muy pequeñas, con ocho o diez trabajadores. Ni tienen condiciones ni garantías para una negociación adecuada.

P. ¿Prevé entonces un acuerdo inminente?

R. No sabemos si a los sindicatos les apetece tras la reforma. Nosotros estamos dispuestos a hacerlo y, en cuanto los momentos certifiquen condiciones razonables, les propondremos sentarnos a revisar el acuerdo que dejamos pendiente en el pasado.

P. ¿Defiende que las empresas regulen salarios por debajo de los convenios?

R. No. De lo que sí soy partidario es de que cuando una empresa no puede pagar, porque ha reducido sus ingresos un 40%, tiene que hacer algo. Soy partidario de flexibilizar las condiciones del contrato antes de que no haya contrato. Cualquier solución es mejor que poner fin al empleo.

P. ¿Propone entonces descuelgues de las condiciones sectoriales, en todo caso excepcionales?

R. Cuando la circunstancia lo requiera. Cuando un empresario no pueda subsistir en un mercado de competencia brutal tendrá que activar mecanismos de negociación excepcional. Por ejemplo, Marruecos va a hacer un superpuerto en Tánger y eso va a afectar seriamente al de Algeciras, que está justo enfrente. Eso va a provocar que se pierda empleo. Tenemos que garantizar que los costes de las empresas sean competitivos, para crear empleo. Cuando las cosas vayan bien también tendrá que repercutir en los trabajadores, lógicamente.

P. ¿Y no teme que las empresas compitan entre sí por rebajar los costes laborales?

R. Creo que tiene que haber sentido común. El empresario vasco tiene visión de permanencia. No creo vaya a suceder eso.

P. ¿Echa en falta un mayor abaratamiento del paro?

R. Nuestra preocupación ha sido la flexibilidad. Si gestionamos bien la reforma laboral, vamos a conseguir que las personas se involucren en la marcha de la empresa. Si la gestionamos bien acabaremos con la denominada dualidad. Hasta ahora, el empresario que se veía obligado a reducir plantilla despedía al eventual, pese a que quizás era el más productivo. En cambio, tenía que mantener al empleado antiguo, a personas con condiciones de antigüedad que aportaban poco. Ahora se reducirá la plantilla por el menos productivo y se reducirá por las personas que menos aportan a la empresa. Por otra parte, tenemos el reto de la contratación indefinida, conseguir generalizar empleos de calidad.

P. ¿Piensa, como José Luis Feito, directivo de la CEOE, que un parado debe estar obligado a aceptar una oferta de empleo incluso en Laponia?

R. En Laponia hace mucho frío. Todo lo que sea prestación social tiene que ser bien gestionada. Y habrá usos y abusos, pero creo que esas palabras no han sido muy afortunadas.

P. El 29 de marzo, huelga general...

R. La situación de la economía no está para historias.


“La reforma no se ha hecho mirando a la patronal, sino a la competitividad”

P. La consejera de Empleo, Gemma Zabaleta, opina que sí hay razones para la huelga

R. Hay opiniones respetables. Una cosa es la movilización y otra una huelga general. Protestar se puede hacer, pero una huelga general no aporta valor a la protesta y es mala para la economía.

P. Quienes la defienden dicen que la reforma ha laminado un siglo de conquistas sociales.

R. Tampoco lo comparto. Cuando entramos en el euro no nos contaron que había normas y hemos gastado muy por encima, hasta el punto de que necesitamos ayuda, y quien nos la concede pone sus condiciones.

Los juristas avisan de que la reforma incita a cambiar a séniors por júniors

Críticas a la ley por incentivar a la vez el despido y la contratación más barata.

La reforma laboral puede tener "efectos perversos" en su aplicación. Así lo empiezan a advertir distintos expertos del mundo de la judicatura, a medida que los despachos de abogados van recibiendo las demandas empresariales para aplicar la nueva ley. "La inmensa mayoría de los requerimientos de empresas que hemos recibido estas últimas semanas son para despidos y no para aplicar medidas de flexibilidad interna", aseguraron ayer desde Abdón Pedrajas & Molero.

Precisamente el director de formación de este despacho de abogados y catedrático de Derecho del Trabajo, Tomás Sala, hizo ayer un análisis crítico de los posibles efectos inmediatos de la aplicación de la reforma y advirtió sobre el riesgo de que muchos empresarios tomen la decisión de despedir a los trabajadores "más mayores y más caros" y sustituirlos por "jóvenes con un nuevo contrato de emprendedores bonificado, que les hace más baratos".

Este efecto pernicioso podría darse, según Sala, por la falta de equilibrio en la reforma, ya que en lugar de poner exclusivamente el acento en aumentar la flexibilidad interna, facilita con la misma intensidad los despidos y las contrataciones baratas de los más jóvenes.

En su opinión, es algo objetivo que la reforma facilita y abarata el despido por la reducción de la indemnización general de 45 a 33 días con un máximo de 720 días de indemnización; la clarificación de las causas objetivas de despido y la eliminación de la autorización administrativa en los ERE, y la erradicación del despido exprés y de los salarios de tramitación.

Si a esto se le suman los incentivos fiscales y de cuotas para contratar a un joven menor de 30 años a través de uno de los nuevos contratos de emprendedores para empresas de menos de 50 trabajadores (el 99% de las compañías en España), la ecuación es sencilla: muchos empresarios pueden aprovechar para hacer procesos de sustitución de plantillas de trabajadores mayores con elevados salarios por otros jóvenes bonificados y de menores remuneraciones.

Es más, Sala aseguró que el periodo de prueba de un año de estos contratos, "es a todas luces abusivo" y, a su juicio, con ello se ha intentado "justificar por la puerta de atrás" la libertad total de despido durante los primeros 12 meses de la relación laboral.

El propio presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, ha reconocido que es posible que "en un primer momento" algunos empresarios "no hagan un uso exquisito" de la reforma laboral. De lo que se desprende que incluso los dirigentes empresariales esperan que se produzcan efectos perversos de la nueva norma como el que se acaba de explicar. No obstante, desde el entorno del Gobierno se descarta que esto vaya a ocurrir. La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, cree que los empresarios no prescindirán de los trabajadores con mayor edad porque ofrecen "experiencia y valor añadido". "Y si lo hacen, estos empleados tienen ya sus derechos consolidados. En caso de despido, cobrarán 45 días por año trabajado".

Igualmente, desde Empleo se justifica que la reforma, además de las bonificaciones para menores de 30 años, incluye asimismo incentivos para la contratación de parados de larga duración mayores de 45 años.

A tenor de la configuración de las nuevas bonificaciones, los expertos apuntan que esos incentivos pueden dejar en desventaja al resto de los aspirantes, fundamentalmente los desempleados que tienen edades comprendidas entre 30 y 45 años. Pero Hidalgo también rechaza esa posibilidad y subraya que no hay que preocuparse por estos colectivos, ya que están fuera de "los tramos de edad con más problemas de integración laboral".

Perfil del desempleado

Sin embargo, al contrario de lo que asegura Hidalgo, el perfil del parado de larga duración en España es el de un varón de entre 30 y 34 años que lleva dos o más años sin trabajar, según el último informe regional del mercado laboral de la patronal de las empresas de trabajo temporal, Agett.

Dicho informe, basado en datos oficiales de la encuesta de población activa (EPA) del cuarto trimestre de 2011, señala que, desde el tercer trimestre de 2007, los parados de larga duración se han incrementado un 570,9% y que las personas que llevan más de un año buscando trabajo han pasado de 393.200 al inicio de la crisis a 2,6 millones.

Más dudas sobre la aplicación de la norma

Los despachos de abogados han recibido con ciertas dudas la reforma laboral. A falta de que se concrete en el Parlamento, los expertos se preguntan cómo se interpretarán algunos artículos del cambio normativo.
La reforma establece que los expedientes de regulación de empleo ya no requerirán de autorización administrativa. Solo un juez podrá detenerlos si no se ajustan a derecho. "¿Qué pasará en ese caso?", se pregunta Fernando Bazán, del despacho de abogados CMS Albiñana & Suárez de Lezo. "¿Los despidos se declararán nulos o improcedentes?".
El cambio legal elimina los salarios de tramitación (los correspondientes al periodo transcurrido entre el despido y el fallo judicial). Los juristas se preguntan qué pasará con las rescisiones anteriores a la reforma y pendientes de sentencia.