Sugerencias, Ideas, Comentarios, Críticas...

Sugerencias, Ideas, Comentarios, Críticas...

Todo lo anterior y mucho más, podeis enviarlo a las siguientes cuentas de correo electrónico:

comite-bilbao@ibermatica.com
cmt.bilbao@gmail.com

En cualquiera de estas dos direcciones de email, atenderemos cualquiera de vuestras solicitudes.

Los creadores de este blog no se responsabilizan de los comentarios vertidos por los participantes en él, haciendo uso de su libertad de expresión.
No obstante, abogamos por mantener en todo momento el respeto y las formas, y rogamos que así lo hagan todos nuestros visitantes.

martes, 27 de mayo de 2014

Comprando la ultractividad


Una vez recibida por escrito la última propuesta de la empresa se descubre que es sólo una trampa de nuevo para terminar con la ultractividad.


¿Qué es la ultractividad en un convenio?
Es lo que permite que el convenio siga vigente más allá de su fecha de caducidad.

¿Pero no se había terminado con la ultractividad con la reforma laboral?
La reforma laboral ha intentado terminar con la ultractividad (reduciéndola a un año, salvo pacto en contra). Como nuestro convenio en su artículo tercero establece que el convenio se mantiene vigente hasta la firma de uno nuevo, aún la mantenemos.

¿Pero si este convenio se firmó antes de la reforma?
Efectivamente, por eso, la dirección de la empresa esperaba una sentencia a su favor para dejar de aplicarnos el convenio, pero de momento los jueces en casos similares están dando validez a estos pactos previos a la reforma laboral.

¿Por qué le interesa tanto a la dirección terminar con la ultractividad?
Porque así podría cambiar las condiciones de trabajo a su antojo. Aumentando la jornada laboral anual, terminando con la jornada intensiva, dejando de complementar las bajas por enfermedad, eliminando el seguro de vida, las ayudas a estudio, compra de vehículo, anticipos, las dietas, las compensaciones por traslado, reduciendo los días de permiso justificados hasta el mínimo del estatuto, modificando categorías y complementos salariales en su beneficio etc. etc. Podría exigirnos legalmente mucho MAS por mucho MENOS, que es lo que se lleva ahora en materia de relaciones laborales para ser competitivos. Así estaríamos a la última moda en recortes que es lo que le gusta a esta dirección. 

¿Pero no creo que recorten tanto?
Noooooooo, seguramente será mas, si tienes sueldo variable no te preguntarás esto.

¿Qué nos ofrece la dirección a cambio de eliminar la ultractividad?
  • Mantener el convenio hasta 2015 independientemente de que salga una sentencia a su favor.
  • Subida 0 para 2013.
  • Para 2014 repartir 300.000 no consolidables entre parte de la plantilla (somos unos 3.000) sale a algo menos de 7€ al mes (a los cuales tendrás que quitar los impuestos).
  • Para 2015 subida consolidable de 0,3% independientemente del IPC.

¿Por qué es una trampa si van a mantener el convenio hasta 2015 y en el convenio aparece la ultractividad?
Porque la dirección no nos presenta un nuevo convenio hasta 2015 si no que presenta un acuerdo extraestatutario, este acuerdo es independiente del convenio y no tiene la misma validez legal, además en el mismo acuerdo por si acaso, para blindarse mas, incluyen el siguiente párrafo en el apartado ultractividad:
"A partir del 1 de enero de 2016 resultará de aplicación en esta materia lo dispuesto en la norma legal en ese momento vigente sobre dicha materia".
Párrafo que cierra todas las puertas.

¿Nosotros qué podemos hacer ahora?
  • Podemos firmar y condenarnos a perder la ultractividad.
  • Podemos esperar a que la dirección cambie de actitud y nos ofrezca algo acorde con una empresa que presume de beneficios. En este caso también podemos esperar a que las ranas críen pelo.
  • Podemos presionar a la dirección de la empresa para que no obtenga tanto beneficio a base de recortar nuestros derechos y nos plantee un mantenimiento de nuestro poder adquisitivo (IPC) o una subida salarial real (IPC+X) y no esa farsa.

¿Qué medidas de presión podemos tomar?
Mejor si esto lo decimos en una asamblea.

¿Qué pasa si tomamos medidas de presión y conseguimos que la empresa nos mantenga el poder adquisitivo perdido en los dos últimos años? 
Pues  que el reparto del beneficio de la empresa sería algo más equitativo y no se lucrarían unos en base a la pérdida de derechos de otros.

¿Qué pasa si realizamos medidas de presión y los clientes se enteran de que “ibermática mantiene sus beneficios a consta de la precariedad de sus trabajadores” y esto hace que se pierdan clientes?
Pues en este hipotético caso la empresa vería reducido aún más su beneficio.

¿Y si al final resulta que a todos los clientes les parece muy mal que nos trate así la dirección y no firman más contratos con Ibermática e Ibermática se ve obligada a cerrar y vender los edificios para sacar beneficios y a nosotros nos  manda a todos a la calle?
Pues en ese caso, los clientes necesitarán de otra empresa que les de servicio y si eres buen trabajador y conoces al cliente seguramente te den trabajo a ti el primero. Quien no va a encontrar un trabajo como éste en su vida es la dirección de la empresa, por eso ya se cuidarán de no llegar a perderlo todo, seguramente sea mejor perder sólo parte del beneficio y que vengamos contentos a trabajar.

miércoles, 21 de mayo de 2014

#Error0404 Sin derechos que trabajen ellos

Desde este comité os animamos a participar en la manifestación que este jueves 22 de mayo ha convocado ADETIK, en contra de la precariedad que se da en el sector de la informática.

Adjuntamos correo recibido por parte de la organización para que lo difundáis en la medida de lo posible.



Ha pasado casi un año desde la primera manifestación del sector informático de Bizkaia, convocada por Adetik. ¡Fue algo ilusionante! Los trabajadores/as participamos voluntariamente portando carteles al estilo informático reclamando la firma de los convenios, condiciones de trabajo dignas y unión de todos/as en la lucha por nuestros derechos.
Ahora, desde Adetik, os llamamos a todos otra vez para volver a decirle a la patronal y a los empresarios que estamos aquí, y que tanto atropello en nuestro sector no lo vamos a consentir, que la paciencia se nos ha terminado. Nos hemos cansado de arrimar el hombro para que nuestro jefe aumente su riqueza a costa de rebajar nuestras condiciones laborales hasta convertirlas en precarias: despidos, rebajas de salarios, absorción de la antigüedad…
Dentro de nuestra campaña, #Error0404 Sin derechos que trabajen ellos, seguiremos visibilizando los problemas sector olvidado como este.
Difunde este mensaje a tus compañeros y acude, el 22 de mayo no podemos faltar nadie!!
http://adetik.wordpress.com/2014/05/13/eres-un-1-o-un-0-el-22-de-mayo-manifestacion-de-informaticos-en-bilbao/
Vota en http://www.meneame.net/story/eres-1-22-mayo-manifestacion-informaticos-bilbao
Difunde el cartel.

Siguenos en twitter: @Adetik_Bizkaia https://twitter.com/Adetik_Bizkaia






martes, 20 de mayo de 2014

El Supremo actualiza y amplía el concepto de accidente laboral

El Alto Tribunal incluye en estos siniestros aquellos supuestos en los que el trabajador tiene que desplazarse desde su domicilio familiar hasta su lugar de residencia habitual por razones laborales.

Crece el número de ciudadanos que trabaja lejos de su vivienda habitual. Los avances en infraestructuras y el incremento de la movilidad laboral que genera la crisis son algunas de las razones que explican un cambio que acaba de asumir el Tribunal Supremo (TS) en una sentencia que amplía el concepto de accidente in itinere.

El fallo, de Sala General, sienta doctrina e incluye dentro de este tipo de siniestros aquellos supuestos en los que el trabajador tiene que desplazarse una larga distancia desde su domicilio familiar hasta su lugar de residencia habitual por razones laborales.

Esta nueva doctrina ampliará las prestaciones que deben cubrir las mutuas y la Seguridad Social, pero no afectará a las empresas salvo que el vehículo siniestrado les pertenezca.

Hasta ahora, el accidente in itinere era aquél que ocurría en un desplazamiento del domicilio (personal o de la pareja o un familiar) hacia el trabajo. El fallo incluye el que tiene lugar entre dos domicilios en fin de semana, el de arraigo y el nuevo cercano al lugar de trabajo.

El Supremo anula una sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León de julio de 2012 que estimó el recurso interpuesto por Ibermutuamur contra una sentencia anterior de un Juzgado de lo Social de León. El juez de instancia había dado la razón a un trabajador que sufrió un accidente de tráfico un domingo de marzo de 2009 por la noche, cuando se desplazaba desde su domicilio en Puente Almluhey (León) hasta Almazán (Soria), donde residía debido a su trabajo.

La mutua rechazó la contingencia profesional de la baja que sufrió este trabajador, que manipulaba maquinaria pesada, al no considerar que el accidente se hubiera producido in itinere. La demanda del trabajador se estimó en primera instancia, si bien posteriormente fue anulada por el Tribunal Superior de Justicia.

El Supremo confirma la sentencia inicial al estimar que la interpretación de las normas "debe adaptarse a la realidad social", tal y como establece el artículo 3 del Código Civil y considera que debe resolverse "a la vista de la evolución de las nuevas formas de organización del trabajo y de la propia distribución de éste en el hogar familiar" que está imponiendo "unas exigencias de movilidad territorial que obligan a los trabajadores a ajustes continuos en el lugar de trabajo que no siempre pueden traducirse en un cambio de domicilio y que tienen en muchos casos carácter temporal".

Todo ello, según el Alto Tribunal, determina que, "si se quiere respetar la voluntad del legislador en los tiempos presentes", habrá que reconocer que en supuestos como el presente "a efectos del punto de partida o retorno del lugar del trabajo puede jugar, según las circunstancias del caso, tanto el domicilio del trabajador en sentido estricto como la residencia habitual a efectos de trabajo".

El TS considera que concurren los elementos que definen el accidente in itinere porque la finalidad principal del viaje sigue estando determinada por el trabajo, "puesto que éste fija el punto de regreso y se parte del domicilio del empleado".

David Díaz, socio director de laboral de Baker & McKenzie, apunta que esta sentencia entiende que el "accidente laboral es un concepto dinámico que debe adecuarse a los hábitos y prácticas del momento. Hoy ya es normal que se trabaje lejos de la residencia de arraigo por diversas razones y el Supremo considera que esta realidad debe tener cobertura", constata. "Máxime, en el caso del accidente in itinere, en el que la legislación es muy parca y es la jurisprudencia la que establece las pautas a seguir", añade Díaz.

 
Fuente: http://www.expansion.com/2014/05/19/juridico/1400519124.html